divendres, 15 de febrer de 2013

Fotografies antigues en color

Article original aparegut a Kireei el 2 de febrer de 2013: Fotografías de París en color, año 1900




Curioseando por la red encontré casualmente estas fotografías de París, tomadas entre el año 1900 y el 1920. Son fotografías en color realizadas gracias a un complejo procedimiento llamado placa autocroma, patentado en 1903 por los hermanos Lumière.

Estamos tan poco acostumbrados a ver las fotografías anteriores a la mitad del siglo XX en color que hemos interiorizado, en cierta manera, que antes el mundo era en blanco y negro. Ver imágenes tan antiguas en color nos sorprende y nos resulta chocante. A la vez, creo que el color subraya la realidad de esos escenarios. Son personas “como nosotros”. El blanco y negro, subjetivamente, me aleja a los personajes. El color me sugiere una mayor proximidad afectiva, una identificación más profunda. Miro a los niños y me parecen más parecidos que nunca a nuestros propios niños de hoy en día. Pensar que si alguno vive será un venerable centenario…

Y esos hombres y mujeres que quien sabe cuanto tiempo hace que abandonaron este mundo y, sin embargo, ahí están, con esas expresiones vivas, de curiosidad hacia la cámara. Me invade una cierta sensación de desasosiego, de conciencia de paso del tiempo. Como si estuviera mirando por un agujero a través de los años, a un siglo atrás. Ahí, vivo, como si acabara de ser capturado.

En cierto modo, me da la sensación que de igual modo que yo estoy observando el pasado, alguien está cien años en el futuro haciendo las mismas reflexiones mientras contempla nuestro tiempo, capturado inmóvil en una instantánea, y preguntándose qué fue de nosotros.

Esos paisajes parisinos por los que podemos habernos paseado muchos de nosotros están ahí, casi inalterables. Podemos tocar las mismas piedras pero ya no están esas personas, separadas de nosotros por el paso del tiempo, igual que a nosotros nos separan los años de aquellos que habitarán nuestras casas y pisarán nuestras calles en el siglo XXII.

¿Cómo queremos que nos vean? En parte, depende de nosotros, de cómo vivamos y de con qué mirada nos enfrentemos al fotógrafo.

Mirar al objetivo de una cámara es mirar al futuro.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada